Translate

23 jul. 2010

Directrices

Un día como tantos otros: arrogante, insultante y precioso se alzó con el pincel ya listo para decidir por mi todo lo que iba a suceder, como siempre. Pero no, hoy yo me levanté distinto. Hoy no era el mismo que la noche anterior se había tirado en la cama tras haberse dejado llevar por el guión que le habían preparado: Correr al sol que despuntaba tras las montañas, sentarse con "Ella" bajo el manto de la luna en una noche despejada...¡NO! ¡NO ERA EL MISMO! ¡ Cogería su estúpido plan y se lo haría tragar! ¡Cogería su pincel y empezaría a pintar yo ! Eso creía al menos.

La verdad es que soy muy mal pintor. Prefiero un buen cuadro de algo que no me gusta, que uno malo que ofende todo lo que aprecio. Por eso seguí bajo las directrices que marcó para mi vida su particular dueño, llámalo como quieras: destino, Dios, azar... Llámalo como quieras. El caso es que no me verás con bañador en invierno, con chubasquero bajo el sol o gritando de madrugada a un amor que no me corresponde.

Y así dicho parece que no he dicho nada, que no pasó nada: que todo sigue igual. Pero no. No fue en vano despertarme motivado a cambiar, pues aprendí que cada día sugiere directrices, directrices simplemente. Porque al final soy yo el que hace lo que hace y decide hacerlo, aunque haga lo que otro me está ofreciendo.