Translate

14 abr. 2013

El mendigo de tu puerta

Vivo al frío
de las noches de tu vida;
Paso los días
sentado en tu puerta
pidiendo cual mendigo
y con igual necesidad.

Pido te quieros,
abrazos,
besos;
peleo para atrapar
el poco de ti
que me tiras al suelo

y a pocos,
me vas dando para ir viviendo,
para sentirme querido,
para sentirme inmortal
tras tus besos ante la muerte
que me acecha con el olvido.

Pido, cuando tengo fuerzas,
ese amor que sé
no me va a ser dado:
¿Por qué no me enseñas de una vez
que no me hizo pobre no tenerte,
si no haberte necesitado?

Porque ya no sé otra cosa que sobrevivir
con un te quiero mal dado,
con un abrazo obligado;
con un beso que no era para mi
y que me acabé llevando.

Quien me habría dicho a mi,
que algo que te dieran
te podía quitar tanto.



2 comentarios :

  1. Buen poema, me resulta familiar... una historia que tuve hace años... ;). Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste francisco, saludos ^^

    ResponderEliminar