Translate

21 jul. 2012

Echar de menos


Ni al sol que sale todas las mañanas,
ni a la luna que desfila cada anochecer
se les echa de menos;
cada día y cada noche
tendrás lo que siempre te han dado.

No se echa de menos tampoco
la comida cuando no comes:
la anhelas, la requieres,
la necesitas con premura...
pero no la echas de menos.

Echar de menos está en el punto medio,
cuando la necesidad está mezclada
y nada disuelta en nostalgia y aceptación;
cuando el día tras día cambia
y se convierte en aveces sí, aveces no.

Entonces empiezas a echar de menos.
Sonríes con recuerdos lejanos
mientras los pensamientos cercanos
te apenan;
pasa el tiempo, y tú, lo dejas pasar:

Estás ocupado en no dejar marchitar
los recuerdos que aún conservas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario