Translate

11 mar. 2012

Una joven llamada...

La primera vez que estube en su presencia
ella estaba perfectamente maquillada,
portaba alhajas de oro y vestía el último modelo de su colección veraniega.
Nunca podré olvidar su cabello construido a base de cortos y largos,
de todos los colores existentes.
Tampoco se irán esos ojos oscuros que conectan su corazón al mundo,
Ni su boca,
la puerta a algo diferente e inolvidable.
¡Y como para olvidar sus lágrimas!
pegadas a tan hermoso rostro,
algunas reposan cerca de la boca,
otras cerca de los ojos,
pero todas lloraban bailando en el sitio
para no estropearle el maquillaje.

Pasé todo un día con ella,
jugando a ver que me dejaría conocer y que no,
tratando de descubrir todos y cada uno de sus secretos
hasta el acabar del día, cuando la noche nos vino a recoger a mi casa.

No llamó.
LLegó silenciosa,
 y silenciosamente le robó su maquillaje,
sus alhajas,
sus ropas.
Y, sin buscarlo,
pude verla
tan desnuda de artificios...
como preciosa.

-Necesito escucharlo de tus labios para no olvidarlo nunca,
para que mis sueños no esten sin un nombre,
ni mi corazón sin dueña.
Dime, ¿como he de llamarte ?

-Puedes llamarme...
 Madrid

No hay comentarios :

Publicar un comentario