Translate

30 mar. 2013

El café de la mañana

El café vacío en la mesa llena el espacio
que ocupaban mis sueños, y yo,
me hallo despierto preguntándome por qué.

¿Qué tendrá el café?
¿Azúcar?¿Realidad?¿Desilusión?

Porque despertar así  no es despertar,
es matar el sueño.

Y no hay quien muera
sin que nadie entristezca,
ni sueño que al irse
no se corte las venas.

Mierda.
Debí pensarlo antes
de tomar el café.

Aunque, al fin y al cabo,
hay sueños 
que amarga tenerlos, 
y esos,
son lo que el café desangra.

Él sólo mata sueños;
no despierta, no salva.

Pediré otro doble.
La mañana se ve larga
y hay sueños que no quiero,
que aún aguantan.

4 comentarios :

  1. y abras de probar el cafe matutino, a solas...al inicio del dia sin azucar solo disfrutando ese adictivo sabor amargo. Me pierdo en tus letras...las vivo. Namaste.

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un placer encontrarme con un comentario tuyo rocío, muchas gracias =)

    ResponderEliminar