Translate

10 mar. 2013

Algo que decir



Podría empezar diciendo:
Que terrible hastío
el canto de una urraca
en mi pecho vacío.
Su eco se clava cruel y afilado
en las paredes del impío corazón
que guardo en mi, el cual,
pecó al ir a buscar un te quiero
que sonara distinto.
Podría decir
que las mañanas ya no guardan mañanas,
que las alegrías saben a resaca
 y me despierto, cada día,
durmiendo en un vomito de lágrimas
mezcladas con alcohol.
Decir
que echo sonrisas en mi taza
que se escapan de la cuchara
y me dejan sin desayunar...
O podría ser simple y directo
y decir que duele.
Palabras al aire
son mi terapia de anónimos
para superar mi adicción a los desánimos.
Miento,
para superar los desánimos a secas,
que la adicción es algo que me llena.
Canto las penas
porque las alegrías las vivo
y no me da tiempo a escribir y vivirlas.
Escribo de desamores
porque haciendo el amor nunca me dejan.
Escribo
porque es bueno para mi alma hablar,
y genial cuando alguien la escucha.
Podría decir
entonces que se llena de algarabía,
que sale a volar, que se levanta y anda...
O decir,
con la sencillez relativa de un par de palabras,
que soy feliz.
Y si nadie la oye,
al menos dijo lo que tenía que decir
y eso es suficiente
para volver a sonreír por las mañanas.
Por eso  no me basto con un duele
ni me contento con un soy feliz:
Busco
en el diccionario de la vida
las palabras y expresiones a inventar
para decir lo que tengo que decir,
y no lo que otros han dicho.

1 comentario :